…amanecer salvaje…

Archivo para la Categoría "Harriet Lerner"

“…piense con cautela, pero piense…” Cap 9: “Tareas para osadas y valientes” – Harriet Lerner: “La danza de la ira”

loba 2

“Recuerde que las mujeres cargamos con un antiguo legado:
asumir la responsabilidad de sentimientos ajenos
y de cuidar de los demás a expensas de nosotras mismas.

Es probable que algunas lo hagamos recogiéndoles los calcetines sucios,
o bien “sintiendo por ellos”;
otras nos mostramos menos fuertes, independientes
y competentes de lo que podemos ser
para que los hombres que nos importan no se sientan amenazados.

Cambiar nuestro legado es posible, pero no es fácil.
Al comienzo piense con cautela, pero piense. ”
(p.178)

Cap 9: “Tareas para osadas y valientes”
Harriet Lerner –  “La danza de la ira”
Harper Libros, 1995.

Más en:

“¿Por qué la cuestión ‘¿Quién es responsable de qué?’ es tan enigmática para las mujeres?”
Fragmento de Cap. 7: “¿Quién es responsable de qué? La cuestión más espinosa del enojo”
– Harriet Lerner: “La danza de la ira”

“¿Por qué la cuestión ‘¿Quién es responsable de qué?’ es tan enigmática para las mujeres?” Cap. 7: “¿Quién es responsable de qué? La cuestión más espinosa del enojo” – Harriet Lerner: “La danza de la ira”

“Empezamos a usar nuestro enojo como vehículo para el cambio cuando somos capaces de compartir nuestras reacciones

  • sin hacer responsable a la otra persona de causar nuestros sentimientos,
  • sin echarnos la culpa de las reacciones que otros tienen en respuesta a nuestras opciones y acciones.

Somos responsables de nuestro propio comportamiento, pero no de las reacciones de los demás, ni ellos de las nuestras.

Las mujeres aprendemos con frecuencia a invertir éste orden de las cosas:

  • dedicamos nuestra energía a hacernos responsables de lo que sienten y piensan otras personas y de cómo se conducen,
  • y dejamos en manos de otros nuestra propia responsabilidad.

Cuando ésto sucede, se hace difícil, si no  imposible, cambiar las viejas reglas de una relación” . pp. 116.

[…]

“¿Por qué la cuestión ‘¿Quién es responsable de qué?’ es tan enigmática para las mujeres?

A nosotras se nos ha disuadido especialmente de que asumamos la responsabilidad de

  • resolver nuestros propios problemas,
  • determinar nuestras elecciones
  • y ser nosotras mismas quienes controlemos la calidad de la orientación de nuestra vida.

A medida que aprendemos a no sentirnos responsables de nuestra propia persona, tendemos a culpar a los otros por no ser capaces de llenar nuestro vacío o de proporcionarnos felicidad… que es algo que no les  corresponde a ellos.

Al mismo tiempo, sin embargo, puede suceder que nos sintamos responsables de más  o menos todo lo que pasa a nuestro alrededor.

  • Estamos prontamente dispuestas a dejar que nos achaquen los problemas de otros,
  • y somos rápidas en aceptar el veredicto de culpabilidad.

También nosotras, en el proceso, llegamos a creer  que podemos evitar los problemas; basta con que nos esforcemos lo suficiente. La verdad es que, como ‘problemas de las mujeres’, la culpa y la autorecriminación son de proporciones epidémicas” pp.117

Fragmento de Capítulo 7:

“¿Quién es responsable de qué?

La cuestión más espinosa del enojo”

“La danza de la ira”, Harriet Lerner

Harper Libros, 1995.

A %d blogueros les gusta esto: