…amanecer salvaje…

Archivo para marzo, 2008

escalofríos de placer…

Bendición del Camino de las Diosas

TEXTO DE ADRIANA TANESE NOGUEIRA

Que Héstia te ayude a volver hacia tu centro, hacia el sagrado hogar, mandala interna de tu verdad y de tu ser. Lugar silencioso y solitario, acogedor y amoroso. Que Héstia te conceda el don de ser tu propio hogar, tu refugio y tu consuelo. Solamente así podrás amparar a tus hermanas. Solamente así podrás tener una vida que sea digna.

Que Deméter te permita extender el fuego sagrado para la comunidad que te rodea, que ella te enseñe la simplicidad del amor gratuito, leve y alegre. Que Deméter te guíe en la maternidad, te muestre los caminos de la confianza en ti misma, de la paciencia y de la perseverancia para con los pequeños. Que Deméter te conceda la bendición de la sabiduría materna.

Que Atenea entonces te traiga la visión más amplia, que te bendiga con la sabiduría de las artes y de las ciencias.   Que Atenea te dé el don de la objetividad, de la firmeza y de la cualificación. Que te enseñe a ser intrépida cuando sea necesario y prudente cuando sea la hora. Que Atenea te oriente en las asociaciones y en las profesiones ayudándote a prosperar en medio de un mundo masculino.

Que Perséfone venga entonces para enseñarte que no todo lo que existe está expuesto bajo el sol y que la racionalidad tiene alcance limitado. Que recibas el don de la intuición y de la profundidad. Que puedas ser aprendiz de hechicera al ir rumbo a los misterios que habitan en ti misma.
Que Perséfone te muestre la belleza y el sentido de los sueños, de los antojos y de las visiones, dándote el poder para brotar.

Que Ártemisa, nuestra hermana más antigua, la siempre joven y reluciente Ártemisa, sea entonces rescatada del fondo del alma femenina. Que ella te muestre las corrientes que te aprisionan y te dé la fuerza y el coraje para quebrarlas, para romper los tabúes y desafiar los límites.  Que Ártemisa te conceda la bendición de respirar los aires frescos del verde nuevo de la naturaleza, que te haga sentir escalofríos de placer al correr libre, sintiéndote suelta y completamente bien contigo misma.

Que Hera llegue finalmente con su manto estrellado de reina, pudiendo, ahora sí, donarte el poder que ella guarda. Que con Hera descubras el respeto para contigo misma y lo sepas imponer a los demás. Que Hera te conceda la autoridad y la dignidad de un liderazgo capaz de traer equilibrio y justicia a nuestro mundo y a tu vida en él.

Que, finalmente, madura y libre, sabia e intrépida, profunda y objetiva puedas encontrar a Afrodita, la diosa del amor y de la gracia. Que la belleza de Afrodita irradie armonía y equilibrio en tu vida. Que el amor de Afrodita guíe tu propio amor, en primer lugar para contigo misma. Que la dignidad de Afrodita te muestre que amor no combina con mutilación y que la gracia es un soplo divino que abraza el alma de aquella que descubrió que ser es un arte y la danza su expresión.

Adriana Tanese Nogueira es filósofa, analista junguiana, máster en Ciencias de la Religión formada por el Curso Preparación para Gestación, Parto, Puerperio y Lactancia, Curso de Extensión, Teleduc, FCM-135, Unicamp. Coautora del libro “Mujeres cuentan el Parto” y coordinadora de la ONG “Amigas del Parto”.

a invitarte a vivir…

 

Hoy toca ser feliz – Mago de Oz

Cuando un sueño se te muera
o entre en coma una ilusión,
no lo entierres ni lo llores, resucítalo.

Y jamás des por perdida
la partida, cree en ti.
y aunque duelan, las heridas curarán.

Hoy el día ha venido a buscarte
y la vida huele a besos de jazmín,
la mañana esta recién bañada,
el Sol la ha traído a invitarte a vivir.

Y verás que tú puedes volar,
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Si las lágrimas te nublan
la vista y el corazón,
haz un trasvase de agua
al miedo, escúpelo.

Y si crees que en el olvido
se anestesia un mal de amor,
no hay peor remedio
que la soledad.

Deja entrar en tu alma una brisa
que avente las dudas y alivie tu mal.
Que la pena se muera de risa,
cuando un sueño se muere
es porque se ha hecho real.

Y verás que tú puedes volar
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Las estrellas en el cielo
son solo migas de pan
que nos dejan nuestros sueños
para encontrar
el camino, y no perdernos
hacia la Tierra de Oz,
donde habita la ilusión.

Y verás que tú puedes volar,
y que tu cuerpo es el viento,
porque hoy tú vas a sonreír,
hoy te toca ser feliz.

Tal vez te pueda interesar

desde http://www.darsecuenta.es

mujer-fuego.jpg

mentes …“sabias” y “eruditas”???

Escritos que han salidos de mentes supuestamente “sabias” y “eruditas”:

“La mujer debe adorar al hombre como a un dios. Cada mañana debe arrodillarse, nueve veces consecutivas, a los pies del marido y, con los brazos cruzados, preguntarle: Señor, que deseáis que haga?”

Zaratustra (filósofo persa, siglo VII a.C.)

“Todas las mujeres que sedujeran y llevaran al matrimonio los súbditos de Su Majestad mediante el uso de perfumes, pinturas, dientes postizos, pelucas y relleno en caderas y pechos, incurrirían en delito de brujería y el casamiento quedaría automáticamente anulado.”

Constitución Nacional Inglesa (ley del siglo XVIII)

“Aunque la conducta del marido sea censurable, aunque éste se dé a otros amores, la mujer virtuosa debe reverenciarlo como a un dios. Durante la infancia, una mujer debe depender de su padre, al casarse de su marido, si éste muere, de sus hijos y si no los tuviera, de su soberano. Una mujer nunca debe gobernarse a sí misma.”

Leyes de Manu (Libro Sagrado de la India)

“Cuando un hombre fuera reprendido en público por una mujer, tiene derecho a golpearla con el puño, el pié y romperle la nariz para que así, desfigurada, no se deje ver, avergonzada de su faz. Y le está bien merecido, por dirigirse al hombre con maldad y lenguaje osado.”

Le Ménagier de Paris (Tratado de conducta moral y costumbres de Francia, Siglo XIV)

“Los niños, los idiotas, los lunáticos y las mujeres no pueden y no tienen capacidad para efectuar negocios. “

Enrique VIII (rey de Inglaterra, jefe de la Iglesia Anglicana, siglo XVI)

“Cuando una mujer tuviera una conducta desordenada y dejara de cumplir sus obligaciones del hogar, el marido puede someterla y esclavizarla. Esta servitud puede, incluso, ejercerse en la casa de un acreedor del marido y, durante el período en que durase, le es lícito (al marido) contraer un nuevo matrimonio”

Código de Hamurabi (Constitución Nacional de Babilonia, Siglo XVII a.C.)

“Los hombres son superiores a las mujeres porque Alá les otorgó la primacía sobre ellas. Por tanto, dio a los varones el doble de de lo que dio a las mujeres. Los maridos que sufrieran desobediencia de sus mujeres pueden castigarlas: abandonarlas en sus lechos, e incluso golpearlas. No se legó al hombre mayor calamidad que la mujer.”

El Corán (libro sagrado de los musulmanes, recitado por Alá a Maomé en el siglo VI)

“Que las mujeres estén calladas en las iglesias, porque no les es permitido hablar. Si quisieran ser instruidas sobre algún punto, pregunten en casa a sus maridos.“

San Pablo (apóstol cristiano, año 67 d.C.)

“La naturaleza solo hace mujeres cuando no puede hacer hombres. La mujer es, por tanto, un hombre inferior.”

Aristóteles (filósofo, guía intelectual y preceptor griego de Alejandro, el Grande, siglo IV a.C.)

“El peor adorno que una mujer puede querer usar es ser sabia.“

Lutero (teólogo alemán, reformador protestante, siglo XVI)

Tal vez te pueda interesar

…desde: http://www.darsecuenta.es

casi un suspiro…

El siglo XIX fue testigo de un hecho insólito en la historia de la humanidad: la aparición en el espacio público de grupos de organizaciones de mujeres que reclamaban sus derechos. Fue en aquel momento, cuando las mujeres emprendieron un camino en el que han ido logrando todo lo que a lo largo de los tiempos les había sido negado. Fue entonces, cuando surgió un movimiento emancipatorio, transnacional, que se ha mantenido hasta nuestros días.
PDF - 354.1 KB
Organizaciones de mujeres: la autoridad compartida

hubiera bastado…

Vigilar y cuidar
Chloé Constant
23 de marzo de 2008

“Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.” (art.3)

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, […] la salud y el bienestar, y en especial […] la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de […] enfermedad, […] u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.” (art.25) Declaración Universal de los Derechos Humanos

“Era plata fácil y ahora estoy sentada aquí”. Así resume su situación S.B., interna del penal de mujeres Santa Mónica desde hace treinta meses. Era a inicios de octubre. Cinco meses después fallece. Padecía VIH, le dio tuberculosis y murió allí. “Me quedan aproximadamente quince meses, luego salgo de aquí. Y ¡me voy a mi casa!” Pues allí no era su país, ella era oriunda de tierras lejanas que de repente no cualquiera ubica exactamente : era Sudafricana.

En el nuevo tópico de Santa Mónica, inaugurado en febrero del año pasado, ejercen unos 15 profesionales de salud, algunos a tiempo completo, otros que se aparecen cada quincena pues son especialistas y no hay presupuesto suficiente en el INPE para contratar ondontólogos ni gineco-obstétricos, a pesar de la evidente necesidad de las reclusas por ser atendidas por este tipo de médicos. Les queda sonreír sin dientes cuando los podridos se les caen. En cuanto a las veinte futuras madres, pues no recibirán atención ni control prenatal hasta que las saquen a parir en algún establecimiento de salud pública. Según una trabajadora del lugar, no sólo se carece de personal sino más aterrador aun el personal médico de Santa Mónica “no es responsable”. Sí pegan afiches de los programas de prevención del VIH-SIDA y de la tuberculosis. Sí saben quienes de las internas viven con una de estas dos enfermedades. Sin embargo éstas no reciben tratamiento adecuado. Cualquier mal se trata con una ampolla, una especie de placebo cuya única meta será tranquilizar la angustia ambiental. “Cuando te enfermas aquí, lo que ocurre aquí ocurre simplemente aquí y se queda aquí, a nuestra embajada casi no le importa”. S.B. rajaba de la encargada de la embajada sudafricana que según ella cobraba por mirarse al espejo todo el santo día. Las mujeres de Santa Mónica no pueden recibir medicinas de afuera sin que ésas hayan sido previamente recetadas por el médico del penal. Ni de parte de sus familiares, ni de parte de su embajada. Si ingresan allí con tratamiento permanente pues sencillamente se les impide ingresar con tabletas cuando aquellas no desaparecieron en los sombríos laberintos de la DIRANDRO. El poder de sanación lo tiene el solo médico. El poder de contagión lo tienen muchas. Muy aparte de los problemas de corazón, circulación venosa o esquizofrenia que padecen centenares de reclusas, los cuales no son contagiosos, el hacinamiento que conoce penal, inicialmente previsto para 250 personas y que acoge ahora a unas 1 200, impide aislar a todas las que portan en su seno una sangre incurable o unos pulmones germinados.

Los gemelos te invitan a agrandar tu vista, a tener más cuidado en cuanto a lo que te pueda pasar. En este caso los gemelos de los afiches de prevención médica invitan a las mujeres, detenidas o trabajadoras del INPE, a abrir los ojos, a cuidarse de las que tocen demasiado o de las que simplemente tengan ganas de arrinconarlas para unos minutos de amor. “ ¡Míralas bien!” parece gritar el afiche. Y si fuera posible, vigílalas.

¡Vigílennos! Es mas bien lo que paradójicamente las internas podrían gritarle al médico. Queremos cuidados, atención adecuada reclaman todas. S.B. se sabía enferma, quería volver a Sudáfrica para montar una tienda artesanal donde iba a tejer a crochet y pintar en tela así como se le había enseñado durante su larga condena en el Perú. “Este tipo de cosas le gusta a la gente de mi país, saben valorarlas”. A los 30 años, acudía al tópico cuando más lo necesitaba, no era de estar allí horas y horas como suelen hacerlo otras. En estos tiempos veraniegos, cuando a orillas del Pacífico la humedad tardía cae sobre pechos desabrigados, uno se resfría, otro empieza a tocer o estornudar. La mitad de las internas contrajo gripe el mes pasado. Otras contrajeron tuberculosis. De esto murieron. No de la infección con la que vivían desde hacia años, sino de otra que sí tiene tratamiento. Hubiera bastado con tratarlas a tiempo.

Chloé Constant 28 de febrero 2008

http://www.mujeresenred.net

yo sí te recuerdo…

Ayer mataron a un lobo
en la puerta de mi casa
con la cabeza vencida
sobre la acera soñada.

Observaba la bodega
donde peleaba y dormía,
con la pupila vidriosa
miraba pasar el día.

Y los niños de su mundo
hablaban en voz muy baja
de su mirada.

Para el resto de la tierra
allí había un perro muerto,
un perro que en unas horas
estaría descompuesto.

Había que limpiar la acera
de aquella mancha oscura.
Para el resto de la tierra
un perro muerto es basura.

Pero los niños jugaban
y volvían a su lado
siempre callados.

Lobo, yo sí te recuerdo
echado al camino
con el sol curándote el lomo deshecho.
Te andará la noche
batallando con tus enemigos.

Lobo, yo sí te recuerdo,
yo también sabía
dónde, cómo y cuándo dormías tu sueño.
Para esos asuntos
no he crecido mucho todavía.

Cómo no iba a recordarte
si estás ahí desde mi niñez
en un paisaje diferente pero igual,
si a todos nos pasó una vez

Cómo no iba a recordarte
si tu misterio es más feliz
que muchas cosas que tenemos que contar
a costa de una cicatriz,
como de un hierro caliente
que deja la memoria ardiente
sin la nobleza de tu muerte
y sin un beso con más suerte
que no sea la de maldecir.

Discurso fúnebre

Silvio

jugando a papás y mamás….


….

PAPAS Y MAMAS – DADDIES & MUMMIES – video powered by Metacafe

http://saladeproyeccion.blogspot.com

http://www.rebelion.org

A %d blogueros les gusta esto: